A E D A R

Asociación Española para  Defensa del Arquero 

 
 

 LOS SEGUROS

   
 

Autor: Juanjo Hernández  I  Diseño web: Jazz Video

   
 

 EL SEGURO DE RESPONSABILIDAD CIVIL Y EL SEGURO DEPORTIVO-SANITARIO

   

 

Los seguros, tanto el de Responsabilidad Civil, como el Deportivo-Sanitario, son un capítulo muy interesante y de interés para el deportista, al que no se le presta, según mi punto de vista, la atención que normalmente se debiera.

Desde estas líneas vamos a ver, de forma escueta, el alcance de ambos seguros, el porqué su necesidad y su funcionamiento.

 

 

 

 
  INFORMACIÓN DE INTERÉS QUE ENCONTRARÁS EN ESTA WEB
   

 

 

 

Obligatoriedad de los seguros

 

Definiciones de los términos utilizados en las pólizas de los seguros

 

El Seguro de Responsabilidad Civil: La Póliza

    El Seguro de Responsabilidad Civil Federativo
    El Seguro de Responsabilidad Civil de un Club o propio
    El Seguro Deportivo-Sanitario
    Del Seguro Deportivo-Sanitario, debes saber
    Algunos términos utilizados en las pólizas de los seguros
   

 

 

 

 

 

Obligatoriedad de los seguros 

   

 

Ambos seguros: Responsabilidad Civil y Deportivo-Sanitario,  son de obligada obtención en el caso de los deportistas de tiro con arco.

Según la Ley del Deporte, todo deportista debe tener un seguro de deportivo-sanitario para atención médica por una mutualidad deportiva y por el uso de un arma, nos vemos en la necesidad de obtener también un seguro de Responsabilidad Civil que cubra los daños que podamos infringir a terceros como consecuencia de la practica de nuestro deporte.

 

 

 

 

 

 

El seguro de Responsabilidad Civil: La Póliza

   

 

 

 

 

 

 

LA PÓLIZA

Como póliza se entiende los pormenores del contrato que se firman con la aseguradora, la cobertura que tiene el seguro, esto es, cuales son los riesgos que se encuentran cubiertos y los requisitos que deben cumplirse para que el contenido de la póliza se haga efectiva.

En el caso que nos ocupa, y tomando como ejemplo el común para ambas federaciones, tiro con arco y caza, la cobertura principal es:

Quedan   cubiertos   por   esta   póliza,  los  daños  y  perjuicios causados  involuntariamente a terceros por responsabilidades civiles  que   incumban  al  Tomador  del Seguro o al Asegurado, derivadas  del  riesgo  asegurado.  

Igualmente  queda  cubierta la dirección jurídica y los gastos de defensa que se ocasionen frente a reclamaciones de terceros.

Es decir, con este seguro quedan cubiertos los daños que pudiéramos hacer a otras personas por mediación de la práctica de nuestro deporte y al mismo tiempo la cobertura de la póliza contempla los gastos que se deriven tanto de las reclamaciones por los daños que nos realicen a nosotros, como por los daños que nos reclamen.

Tal y como podéis apreciar es prácticamente idéntico a un seguro obligatorio de los denominados " a terceros" de un vehículo.

Uno de los requisitos indispensables para que la póliza tenga efecto es que:

Todo seguro debe encontrarse al corriente de pago por lo que el titular o titulares debe encontrarse en posesión del recibo que acredite el pago.

 

 

 

El seguro de Responsabilidad Civil Federativo

   

 

 

 

 

 

Como hemos podido ver en el primer apartado, los seguros tienen por ley un carácter obligatorio, por lo que deben ser contratados por las federaciones correspondientes, ya sean Nacionales o Autonómicas, para sus afiliados.

La forma de acceder a este "seguro colectivo" es mediante la consecución de una Licencia Federativa.  Es por ello que una parte del coste de la licencia federativa debe contemplar la parte alícuota o proporcional del coste global del seguro o bien una parte fija, si así se estimara por el órgano emisor de la licencia.

Es obvio pues, que los deportistas deben conocer claramente el contenido de la póliza y si ello se estimara oportuno, encontrarse en posesión de una copia de la misma, lo que es prácticamente necesario para los clubes afiliados a una federación.

Debe también tenerse por claro, que el seguro colectivo contratado por una federación está limitado al ámbito de esta y a sus afiliados siempre en la practica del deporte federado. Por lo que son muchos los clubes que entienden que deben tener un seguro propio de responsabilidad civil que cubra sus propias actividades.

 

 

 

El seguro de Responsabilidad Civil de un club o propio

   

 

 

Son varios los clubes, como hemos comentado anteriormente,  que optan por tener su propio seguro de responsabilidad civil, en el sano convencimiento de ser mucho mejor encontrarse bajo una buena cobertura que contemple sus propias actividades y no sólo las federativas.

Llegado este punto, en el que un club decide obtener su propio seguro de responsabilidad civil además del federativo,  en el que se debe tener presente que la cobertura del mismo debe contemplar a los "asegurados como terceros entre sí", quiere esto decir, que contemple el hecho de que es mucho más probable que se produzcan accidentes entre los propios arqueros y arqueras afiliados, que de ellos para con otras personas u objetos, siendo este término prácticamente imprescindible y que normalmente no se contempla en las pólizas tipo.

 

 

  El seguro Deportivo-Sanitario
   

 

Este seguro colectivo es, por Ley, igualmente obligatorio y también al igual que ocurre con el de Responsabilidad Civil, se accede a él mediante la concesión de una licencia federativa, ya sea Nacional o Autonómica, o lo que es lo mismo, está implícito en la licencia.

En el caso de las dos federaciones que nos ocupan, la Real Federación Española de Tiro Con Arco contrata este seguro Colectivo con la Mutualidad General Deportiva y la Real Federación Española de Caza con la Correduría de Seguros Brimaral. 

 

 

 

Del seguro Deportivo-Sanitario, debes saber

   

 

 

  

 

 

 

Tomemos como ejemplo de actuación para con la Mutualidad General Deportiva, dado que los procedimientos en ambas mutualidades son semejantes.

Por lo que debes saber que para una actuación para con ella, la Mutua General deportiva dispone que:

La primera asistencia "in situ" y el traslado, corresponden a la organización de la prueba.

La Mutualidad General Deportiva sólo abonará los traslados por urgencias graves y para Hospitalización.

Debes acudir siempre a un centro concertado con la Mutualidad General Deportiva.

Solicita el cuadro médico en la entidad que le dio de alta, ponte en contacto telefónico con la Mutualidad o consulta el cuadro médico.

Antes de acudir al centro médico concertado, deberás adquirir un formulario de "comunicado de accidente" (antes "certificado de accidente deportivo") en la entidad deportiva que te dio de alta.

Una vez cumplimentado por la entidad deportiva los apartados, que le corresponden de este impreso, deberás acudir al servicio asistencial concertado, con el "comunicado de accidente", en un plazo no superior a 3 días desde la fecha de su emisión.

En el centro médico te identificarás presentando tu D.N.I. así como el formulario del "comunicado de accidente" cumplimentado en el centro médico deberás exigir que te cumplimenten en el "comunicado de accidente" los datos que corresponden a este servicio.

Una vez cumplimentados por el servicio médico, deberás remitir el original por correo a la mutualidad, en un plazo no superior a 7 días. (artc. 16 de la Ley de Contrato de Seguro).

En caso de urgencia, el centro asistencial dispone de un formulario provisional válido solamente para la primera asistencia de urgencia.

En  el  caso  de que no canjees este formulario  provisional  por el definitivo   en el centro que te atendió, perderás tu derecho a sucesivas consultas y/o  tratamientos, así como al reembolso de gastos e indemnizaciones si las necesitaras.

La  Mutualidad  General   Deportiva   se  reserva   el   derecho   de reclamarte esta primera asistencia caso de no estar correctamente afiliado en la misma, o no certificar en la  entidad deportiva  que  te dio de alta en el seguro,  que el accidente se produjo en la práctica de la actividad deportiva. Debes   saber   que   la   inactividad  deportiva  prescrita  por  el facultativo,  en   este  formulario,  es   obligada.

La inactividad deportiva prescrita  por  el  facultativo, en  este formulario, es obligada. La Mutualidad  General  Deportiva no se  hará  cargo  de  ningún  accidente  ocurrido  durante  este periodo de inactividad deportiva, y por tanto de cualquiera de las prestaciones a las que te da derecho tu seguro deportivo.

Caso de producirse tu alta médica deportiva antes del periodo de   inactividad   deportiva   prescrita   por   el  facultativo  que cumplimentó el  "comunicado de accidente",  deberás ponerte en   contacto   con   la   Mutualidad   General   Deportiva  para informarlo, debiendo facilitar el número de comunicado.

Si no te identificas correctamente, el Médico o centro al que acudas puede exigirte el pago de la consulta realizada.

Si  por  urgencia  o  gravedad  acudes  a  un  centro  no concertado,  debes comunicar tu accidente a tu Federación y a la Mutualidad General Deportiva.

Es importante y debes saber también que:

El uso indiscriminado de los Servicios  Médicos  de la Mutualidad General Deportiva encarece anualmente tu seguro deportivo y el de tus compañeros.

La Mutualidad General  Deportiva es  de  todos  los  deportistas, si cometes fraude o engaño,  te  estás perjudicando a ti mismo y a tus compañeros.                      

Todas estas normas de uso de los afiliados a la Mutualidad General Deportiva están a disposición en los boletines que esta mutualidad emite, para más información:

 

 

 

Mutualidad General Deportiva

ENTIDAD DE PREVISION SOCIAL
C/ EVARISTO SAN MIGUEL N. 8 - 4 28008 MADRID
TLF: 91 559 79 68 y 91 559 63 44
FAX: 91 541 49 68

 

 

 

 

 

Algunos términos utilizados en las pólizas de los seguros

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Algunos términos dispuestos en orden alfabético

 

ASEGURADO: La persona física o jurídica, titular del interés objeto del seguro y que, en defecto del Tomador, asume las obligaciones derivadas del contrato.

 

DAÑO PERSONAL: Lesión corporal o muerte causados a personas físicas.

 

DAÑO MATERIAL: El daño, deterioro o destrucción de una cosa, así como el daño causado a los animales.

 

PERJUICIO: La pérdida económica, consecuencia directa de los daños personales o materiales sufridos por el reclamante de dicha perdida.

 

PÓLIZA: El documento contractual que contiene las condiciones reguladoras del seguro. Forman parte integrante de la póliza: las Condiciones Generales, las Particulares que individualizan el riesgo, las Especiales, si procedieran y los Suplementos o Apéndices que se emitan a la misma para complementarla o modificarla.

 

PRIMA: El precio del seguro. El recibo contendrá además, los recargos e impuestos de legal aplicación. La prima es única e indivisible y corresponde por entero al Asegurador y no por fracciones de tiempo.

 

SINIESTRO: Todo hecho, súbito e imprevisto, que haya producido un daño del que pueda resultar civilmente responsable el Asegurado, y que se derive necesariamente del riesgo concreto objeto del seguro.

Se considerara que constituye un solo y único siniestro, el acontecimiento o serie de acontecimientos dañosos debidos a una misma causa original, con independencia del numero de reclamantes o reclamaciones formuladas, aun cuando puedan dar lugar a efectos apreciados en diferentes fases, lugares o tiempos distintos. En este caso, se considerara como fecha de ocurrencia del siniestro el momento en que se manifestó el primero de los daños.

 

SUMA ASEGURADA: La cantidad establecida en las Condiciones Generales y/o Particulares de la póliza, que representa el límite máximo de indemnización a pagar por el Asegurador, en caso de siniestro.

 

TERCEROS: Cualquier persona física o jurídica distinta de:

a) El Tomador del seguro y el Asegurado.

b) Los cónyuges, ascendientes y descendientes del Tomador del seguro y del Asegurado.

c) Los socios, directivos, asalariados (incluso contratistas y subcontratistas) y personas, que, de hecho o de derecho, dependan del Tomador del seguro o del Asegurado, mientras actúen en el ámbito de dicha dependencia.

A los efectos de la cobertura de Responsabilidad Civil Patronal, se consideraran también como terceros a las personas, que de acuerdo con el Estatuto de los trabajadores, estén relacionadas laboralmente con dicho Asegurado.

 

TOMADOR DEL SEGURO: La persona física o jurídica que, juntamente con el Asegurador, suscribe el contrato y al que corresponden las obligaciones que del mismo se deriven, salvo las que por su naturaleza deban ser cumplidas por el Asegurado.